Saltar al contenido

Imágenes y Frases Cristianas de Semana Santa

No cabe duda, la Semana Santa debe ser un tiempo para seguir reflexionado, un tiempo para regocijo y gratitud a Dios. Gracias al sacrificio de Cristo en la Cruz hoy tenemos las puertas de los cielos abiertas. Su sacrificio de amor debe ser recordado.

Por supuesto, que este tema es demasiado profundo para desarrollarlo en su totalidad, de hecho, tenemos artículos especializados para cada suceso.  Pero describiremos un panorama general y entendible para que puedas saber qué sucedió antes de su resurrección.

(Isaías 53:5b-7)

Gracias a sus heridas fuimos sanados. Todos andábamos perdidos, como ovejas; cada uno seguía su propio camino, pero el Señor hizo recaer sobre él la iniquidad de todos nosotros. Maltratado y humillado, ni siquiera abrió su boca; como cordero, fue llevado al matadero; como oveja, enmudeció ante su trasquilador; y ni siquiera abrió su boca.

¿Por qué murió Jesús?

Bíblicamente hablando este sacrificio tiene un trasfondo que se remonta a Adán y Eva, siguiendo con su descendencia. En la antigüedad, el pueblo de Israel fue librado de la muerte y de la esclavitud en Egipto gracias a la sangre de un cordero macho sin defecto (Éxodo 12). Así mismo, Dios proveyó en Jesús el Cordero perfecto que quita el pecado del mundo (Juan 1:29, 36).

Fue así como Jesús dio su vida por nosotros, gracias a su sacrificio ahora tenemos la oportunidad de ser perdonados por nuestros pecados y tener vida eterna.

No necesitamos hacer más sacrificios o conseguir intermediarios. Podemos acudir directamente a Dios para recibir su amor, su perdón y la vida eterna.

la Tumba está vacia

Acontecimientos importantes de Semana Santa

De manera concreta, la Semana Santa inicia el Domingo de Ramos y finaliza con el Domingo de resurrección. A continuación veremos una cronología de eventos más importantes (basado en los Evangelios) que narran la última Semana de Jesús antes de su crucifixión y resurrección.

1. Jesús entra a Jerusalén (Domingo de Ramos)

Junto a sus discípulos, Jesús entra en un pollino a su amada Jerusalén. Allí es recibido por una multitud que lo aclamaba, tienden mantos y ramas de árboles en su camino, a viva voz gritan ¡Hosanna al Hijo de David! Se Cumplía así la profecía de Zacarías 9:9.

(Mateo 21:9-11)

Tanto la gente que iba delante de él como la que iba detrás gritaba: —¡Hosanna al Hijo de David! —¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! —¡Hosanna en las alturas!
Cuando Jesús entró en Jerusalén, toda la ciudad se conmovió. —¿Quién es este? —preguntaban. —Este es el profeta Jesús, de Nazaret de Galilea —contestaba la gente.

  • Relato bíblico completo: Mateo 21:1-11; Marcos 11:1-11; Lucas 19:28-44; Juan 12:12-19

2. Jesús celebra la Pascua, la última cena (miércoles)

Jesucristo sabía que el momento de su muerte estaba cerca y su anhelo era celebrar la Pascua con sus discípulos y amigos. Fue por ello que instruyó a Pedro y Juan para que preparar un lugar en donde celebraría la última cena.

Fue en este lugar donde Cristo anuncia que sería traicionado. Sabiendo esto, Jesús continúa celebrando la cena con sus discípulos a quien consideraba sus amigos más cercanos.

Es aquí donde se partió el pan y compartió la copa de vino, sería la última vez que lo haría. Fue aquí donde se instituyó la Santa Cena o Cena del señor.

(Lucas 22:17-19)

Luego tomó la copa, dio gracias y dijo: —Tomen esto y repártanlo entre ustedes. Les digo que no volveré a beber del fruto de la vid hasta que venga el reino de Dios.
También tomó pan y, después de dar gracias, lo partió, se lo dio a ellos y dijo: —Este pan es mi cuerpo, entregado por ustedes; hagan esto en memoria de mí.

  • Relato bíblico completo: Mateo 26:17-30; Marcos 14:12-26; Lucas 22:7-23

 





 

Santa Cena de Jesús

Jesús lava los pies a sus discípulos

En Juan 13:1-7, se nos relata cómo Jesús se levantó y derramó agua en una vasija, luego se acerca a sus discípulos y les lava los pies y luego se los seca con una toalla.

¿Por qué lava los pies de sus discípulos? Cristo quería que entendiésemos que debemos servir con amor y humildad a los demás. De hecho, la misma muerte de Jesús fue un acto de amor desinteresado.

Jesús en Getsemaní

Cristo necesitaba prepararse para un momento muy difícil, humanamente y espiritualmente necesitaba fortalecerse, pidió a Pedro, Juan y Jacobo que lo acompañaran. Es en este momento en el que se dirige a un jardín del Getesemaní, allí inicia una intensa y ferviente oración.

En tanto Cristo oraba, el cansancio que tenían los tres discípulos provoco que durmieran. Durante la oración de Cristo, Dios, su amado padre, le envía un ángel para que lo fortaleciera en medio de la angustia que podría sentir.

(Lucas 22:41-46)

Entonces se separó de ellos a una buena distancia, se arrodilló y empezó a orar: «Padre, si quieres, no me hagas beber este trago amargo; pero no se cumpla mi voluntad, sino la tuya». Entonces se le apareció un ángel del cielo para fortalecerlo. Pero, como estaba angustiado, se puso a orar con más fervor, y su sudor era como gotas de sangre que caían a tierra.

Cuando terminó de orar y volvió a los discípulos, los encontró dormidos, agotados por la tristeza. «¿Por qué están durmiendo? —les exhortó—. Levántense y oren para que no caigan en tentación».

Traición y arresto de Jesús

En Mateo 26:46-75 se nos relata este suceso. Cristo es traicionado por Judas, aunque sabía que lo haría, no cabe duda que el dolor de la traición de un amigo se unió a lo que estaba pasando en ese momento.

A partir de ese momento es arrestado e iniciaron una serie de sucesos llenos humillación. Jesús sabía que tenía frente a él las horas más difíciles de su vida, pero su amor a Dios Padre y a cada uno de nosotros fue aún más grande.

Jesús soportó valientemente y en silencio toda la humillación, los azotes, las burlas, los escupitajos y todo el horror además del abuso físico y emocional que sufrió durante su arresto y su crucifixión. Lo hizo por amor y lo hizo por cada uno de nosotros.

El Relato bíblico completo lo puedes encontrar en: Mateo 26:46-75; Marcos 14:43-50; Lucas 22:47-62; Juan 18:1-18. Además, se cumplía la profecía que fue descrita en Salmos 41:9.

Traición y arresto de Cristo

3. La crucifixión de Jesús (viernes)

Aquí es donde se cumplen las profecías dichas en: Isaías 53; Salmo 22:6-8, 16-18; Salmo 69:21; Zacarías 12:10. Para el pueblo Judío, morir en una cruz era doloroso y vergonzoso, era un castigo destinado para ladrones y malhechores.

La muerte era lenta, la angustia y dolor físico antes de la muerte era extrema. A Jesucristo tuvo que soportar la humillación de su desnudez y el dolor de los clavos en sus manos y pies. A todo eso se añadía las burlas de quienes lo observaban y lo consideraban un peligro a sus creencias tradicionales.

Pero fue aquí donde mostró una gran valentía y amor. Soportó la cruz para vencer el poder de la muerte y traer salvación y vida eterna tanto al pueblo judío como a nosotros, los gentiles. El relato bíblico completo lo encuentras en: Mateo 27:27-50; Marcos 15:16-38; Lucas 23:33-47; Juan 19:16-37.

Cristo en la Cruz

 





 

4. La resurrección de Jesús (domingo)

Es aquí donde se cumplía la profecía descrita en Mateo 12:40, Mateo 16:21 y Salmo 16:10. Mateo 28, Marcos 16 y Lucas 24 nos relata lo sucedido.

El primer día de la semana, a los tres días de la muerte del Señor Jesús, algunas mujeres se dirigieron al sepulcro pues querían ungir su cuerpo. Estando allí se asombraron al ver que la piedra que sellaba el sepulcro había sido removida. Es aquí donde un ángel les dice que Jesús había resucitado.

¡Así es querido amigo y hermano! ¡Jesús había vencido la muerte tal como lo había prometido! Es en este punto donde todo cobraba sentido, la profecía, su llegada, su muerte y su resurrección.

(Juan 20:19-21)

Al atardecer de aquel primer día de la semana, estando reunidos los discípulos a puerta cerrada por temor a los judíos, entró Jesús y, poniéndose en medio de ellos, los saludó. —¡La paz sea con ustedes!

Dicho esto, les mostró las manos y el costado. Al ver al Señor, los discípulos se alegraron. —¡La paz sea con ustedes! —repitió Jesús—. Como el Padre me envió a mí, así yo los envío a ustedes.

Cristo Resucitó

Esperamos que esta cronología de eventos te sea de bendición. A continuación te dejamos una galería de imágenes de Semana Santa para Whatsapp, Facebook o cualquier otra red social donde desee compartirlo.

Cristo ha Resucitado

Cristo Vive

Él vive ha resucitado

También puedes descargar imágenes de semana santa para dibujar con tus pequeños en casa o en tu iglesia. Sin duda son excelentes imágenes de Semana Santa para niños.

Por que lo buscais entre los muertos al que vive

Cristo ha resucitado

Cristo saliendo de la tumba

Frases de Semana Santa

Sam Morris

La tumba de Cristo es famosa por lo que no tiene adentro

1 Pedro 1:3

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, quien según su gran misericordia, nos ha hecho nacer de nuevo a una esperanza viva, mediante la resurrección de Jesucristo de entre los muertos.

Hebreos 6: 18-19

A fin de que por dos cosas inmutables, en las cuales es imposible que Dios mienta, seamos grandemente animados los que hemos huido para refugiarnos, echando mano de la esperanza puesta delante de nosotros, la cual tenemos como ancla del alma, una esperanza segura y firme, y que penetra hasta detrás del velo.

Max Lucado

¿Quieres saber lo más increíble sobre aquel que renunció a su corona celestial para recibir una corona de espinas? Es que Él lo hizo por ti, solamente por ti”.

Romanos 10:9-10

Que si confiesas con tu boca a Jesús por Señor, y crees en tu corazón que Dios le resucitó de entre los muertos, serás salvo; porque con el corazón se cree para justicia, y con la boca se confiesa para salvación.

Paul Chappell

Debido a la tumba vacía tenemos paz. Debido a su resurrección podemos tener paz aún durante los tiempos más turbulentos puesto que sabemos que Él está en control de todas las cosas que suceden en el mundo”.

Juan 3:16-17

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en Él, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por Él”.

Ravi Zacharias

Jesucristo no vino al mundo para hacer a la gente mala en gente buena. Vino al mundo para dar vida a los muertos”.

Romanos 6:4

Por tanto, hemos sido sepultados con Él por medio del bautismo para muerte, a fin de que como Cristo resucitó de entre los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en novedad de vida.

Martin Luther King 

Nuestro Señor ha escrito la promesa de la resurrección, no tan solo en los libros, pero en cada hoja y flor durante la primavera.”

Que esta publicación sea de bendición y reflexión para tu vida. Si te ha sido de utilidad, por favor, comparte en tus redes sociales, a través de estos medios podrás evangelizar. Dios te bendiga.