Saltar al contenido

10 Secretos para Leer más, Fortalece tu vida Espiritual

Cuando digo que leo bastante, más de 100 libros por año, la población asume que tengo bastante tiempo libre. Es una suposición común, pero la verdad es que ocurre lo opuesto. Tengo tan poco tiempo disponible que no leo tanto como me agradaría. No obstante, he aprendido a hacer un óptimo uso de mi horario y de esta forma es como a partir del 2014 he cumplido mi meta de lectura.

Comúnmente oigo que el motivo por la cual varios no leen es la carencia de tiempo. Por esa razón deseo compartir ciertos secretos para leer más.

Secretos para leer más

1. Separa un tiempo de lectura obligatoria

Es fundamental entablar un horario de lectura. Podría ser diario o semanal. En mi caso, lo cual hago es despertarme una hora antes de empezar mis ocupaciones cotidianas. A lo largo de dicha hora leo y dejo que mi cuerpo humano se encuentre alerta inmediatamente. Para tener tiempo extra, repito la misma rutina antes de dormir.

También es bueno saber que ver el celular, computadora o televisor antes de dormir es nocivo para la salud. En cambio, leer un libro ayuda a borrar el estrés.

2. Lleva un libro a todas partes

Esperar en la fila, en un restaurante, en el bus, en el banco y en otros sitios es tiempo perdido. Lo cual la mayor parte de personas hace es sacar su celular y comprobar sus redes sociales para pasar el rato. No obstante, uno de los secretos para leer más es continuamente tener un libro a la mano y aprovechar cualquier instante independiente.

persona sujetando biblia

Si el libro en físico es pesado o incómodo de cargar, ahora se puede leer libros electrónicosleer libros electrónicos (eBooks) u oír audiolibros.

3. Escucha audiolibros

El 2016 fallé en completar mi desafío de lectura. Solo leí 86 libros y me sentí fatal por no llegar a mi objetivo. Al año siguiente me di cuenta de que tener audiolibros era una forma práctica de aprovechar mi tiempo. Inicié a oír audiolibros a medida que hacía las labores del hogar y después volvía a leer el libro en físico lo cual había escuchado. Esto me funcionaba perfecto.

Oír audiolibros es la manera más accesible de leer cuando no tenemos tiempo libre. Este formato no es para todos, pero es de mucha ayuda.

4. Elige los libros que realmente quieres leer

Muchas personas ven la lectura como una labor tediosa. El problema, creo yo, es que no leen lo que realmente les gusta.

He aprendido que si no disfrutas algo, lo haces por obligación y hasta llegas a odiarlo. Por aquello no me fuerzo a leer algo que no deseo. Elijo los libros según mi gusto y humor del instante. Hay temporadas en las que leo un exclusivo género literario, y otros en los cuales busco diversidad. Hacer aquello ha marcado una monumental diferencia en mi ritmo de lectura y por tal razón aconsejo a otros que lo hagan.

5. Únete a un club de lectura

Hace poco me uní a un club de lectura en línea. La vivencia me ayudó a ser más crítica con lo cual leo y además a fijarme en los detalles.

Lo mejor de unirse a un club es que se discute de la obra por capítulos y es un ambiente agradable para intercambiar ideas. Además, los miembros se animan mutuamente y uno puede hacer amigos con los mismos intereses.

unirse a club de lectura online

6. Elimina la distracción

Otro secreto para leer más, y del cual pocos saben, es borrar la distracción. Constantemente, el internet o las cosas del ambiente interrumpen la propia concentración. Por aquello es fundamental elegir un espacio conveniente.

Lo que yo hago es oír canción instrumental, dejar mi celular en silencio y concentrarme en el libro. Aun cuando puedo leer en cualquier lugar (he leído en conciertos y sitios públicos antes), mi sitio preferencial es mi sala. Allí no tengo nada que me robe la atención, de esa forma solo me enfoco en leer.

7. Lee más de un libro a la vez

Algo que me ayuda a leer más en el año es elegir 2 libros y leerlos en diferentes horarios. Es decir, leo un libro de ficción en la mañana y otro de no ficción en la noche. Sé que otras personas leen diversos libros a la vez y eso les funciona a ellos, sin embargo, para mí, 3 libros es el límite. De cualquier manera, tener pluralidad en las lecturas ayuda a tener una mejor concentración.

8. No te obligues a concluir un libro

Hay varios libros en el planeta como para perder el tiempo leyendo uno que no nos llama la atención. Soy de la iniciativa de que la lectura, al igual que cualquier otra actividad, debería hacerse por pasión y no por obligación. Uno de los secretos para leer más es escoger libros de acuerdo con la preferencia personal. De dicha forma no se sentirá como un deber o una obligación.

cansado de leer

9. Instituye una meta de lectura

Sin una meta no hay motivación. Por eso es bueno plantearse metas anuales, mensuales y hasta semanales.

Mi meta es leer bastante más de 100 libros al año. No obstante, no todas las metas deben ser precisas. Por ejemplo, una meta facil es leer una hora por semana. Esto puede lograrse leyendo 8 minutos de lunes a viernes y 10 minutos el sábado y domingo. Lo cual vale es tener un hito al cual llegar.

10. Motiva a tus amigos a leer

Igual que unirse a un club de lectura, tener amigos con quienes dialogar sobre un libro es de mucha ayuda. Primero porque inculca a la lectura, y segundo porque te ayuda a reforzar los lazos de amistad. Además, promueve el raciocinio crítico y el estudio profundo.