Saltar al contenido

¡Mujer, Dios Cumple sus Promesas!

¡Qué bendición! Llegamos a la última parte de esta serie de devocionales, hemos aprendido del proceso por el que pasó Agar, pero llega la espectacular y esperanzadora conclusión. (Génesis 21:8-21.)

Finalmente, aquella mujer que salió con su hijo y caminó en el desierto con rumbo desconocido, se encontró con Dios.  Dios marcó un antes y un después y luego de muchos años, aquellas palabras en el desierto se hicieron realidad.  No fue de la noche a la mañana, tuvieron que pasar años, pero quizá Agar, un día al ver a su hijo, casado, rodeado de hijos, en una tierra de abundancia y prosperidad, recordó aquellas palabras añejas y una vez más pudo decir ¡Dios cumplió sus promesas!

Dios es fiel.  No lo dudes ni un momento.   Recuerda lo que Dios te dice cuando estas en aflicción, tal ves tú olvidarás tus promesas a Dios y lo que le ofreces con tal de obtener su favor, pero él nunca se olvidará de sus palabras; las cumplirá a su tiempo.

 20 Dios asistió al muchacho, el cual creció, habitó en el desierto y fue tirador de arco. 21 vivió en el desierto de Parán, y su madre tomó para él mujer de la tierra de Egipto.

De una cosa debes estar segura, Dios usará maneras diversas para hablarte: Su Palabra, un canto, una persona con un mensaje específico, un post en una red social…  Dios es creativo.  Cuando lo haga, memoriza lo que Dios te diga, escríbelo, guárdalo.  Un día en el futuro cercano o lejano, vivirás esa realidad anunciada.  No será de inmediato, tal vez requiera tiempo, pero si Dios lo dijo, él lo hará.

Oración:

Amado Señor, quiero estar atenta a tu voz.   Leeré tu Palabra, guardaré tus promesas en mi corazón.   Sé que tus pensamientos son de bien y no de mal, sé que tienes propósitos eternos para mí y mi familia.   Sé que tú eres fiel, yo no dudaré de tu amor y tu cuidado.  Con fe me levanto, sin temor al mañana porque tú me acompañarás a cada paso. Amén.

Recuerda que puedes buscar más devocionales para mujeres cristianas, tenemos palabra para tu vida. Bendice la vida de más mujeres compartiendo este devocional en tus redes sociales.

Pastora Saraí Martínez
Últimas entradas de Pastora Saraí Martínez (ver todo)