Saltar al contenido

Las Finanzas y Dios: el Amor al Dinero es la Raíz de todos los males

Cuando poseemos éxitos en la vida, frecuentemente medido por posesiones, comodidades y fortuna creemos que lo hemos logrado todo sin ayuda de nadie, las finanzas y Dios constantemente van junto porque debemos saber y recordar en todo momento que Él es propietario de todo y nosotros somos los administradores. Al colocar en práctica este principio seremos exitosos de verdad.

¿Son importantes las finanzas para Dios?

Jesús se expresó mucho sobre el dinero, de 38 parábolas, 16 han sido relacionadas con el funcionamiento del dinero, hablo muchísimo más sobre este asunto que cualquier otro.

En la Biblia hay más de 2350 versículos que hablan de dinero y las posesiones.

¿Por qué Dios habla tanto del dinero y las posesiones?

Dios desea que podamos conocer su punto de vista sobre esta área tan crítica en la vida, por lo que le dedico tanto espacio en las Escrituras ya que es un asunto fundamental.

Las historias de nuestras propias vidas permanecen plasmadas en las facturas ahí se puede ver nuestros propios valores, nuestras propias prioridades y nuestros propios principios.

Las finanzas y Dios: El manejo del dinero perjudica nuestra relación con Dios

Lucas 16:11 Es un versículo bíblico que habla principalmente sobre las finanzas y Dios el cual dice así: “Si en las riquezas injustas no fuisteis fieles ¿Quién os confiara lo verdadero?”

La vida Espiritual está ligada a las finanzas y a Dios, buscar los principios financieros de Dios nos acerca a ser más como Jesús, no hacerlo nos llevara a alejarnos de Dios y perder las bendiciones que Él quiere darnos.

dinero cristiano

Las Finanzas y Posesiones son el Principal Adversario de Dios

Para describir esta verdad; hay que basarnos en lo que dice la biblia:

Mateo 6:24.

Ninguno puede servir a dos señores

Cristo nos recuerda que solo tenemos la posibilidad de servir a Dios y cuando tratamos de servir al dinero le quitamos sitio a Jesús.

No podemos entregarle todo a Dios y pretender que las posesiones, cuentas bancarias y carros no le pertenecen a Él.

Al bautizarnos en aguas, entregamos toda nuestra vida, incluyendo nuestras carteras, posesiones y más, sabiendo que todo le pertenece a Dios, todo se lo debemos a Él.

No obstante, para muchos sus vidas solo giran alrededor del dinero. Por otro lado, la sociedad dice Dios no tiene que ver sobre el dinero, mi felicidad se basa en el nivel de vida que tengo.

Si realmente deseamos ser prósperos debemos conocer los principios bíblicos, lo cual nos permitirá acercamos a Cristo y aprender a estar en contentamiento.

Primordialmente debemos entender el papel del Dinero en nuestras vidas, solo es una herramienta, Dios es el dueño de todo, incluyendo el oro y la plata, y nuestro papel es ser administradores.

Dios (Propiedad, control y provisión)

Nuestro deber es ser fiel (fidelidad con nuestros propios recursos, no importa cuanto tengamos, aun con las cosas pequeñas, o con las cosas de otros, etcétera. pues esto, construye el carácter, la aceptación, la humildad, la valoración y lo más fundamental nos lleva a la alegría y la prosperidad.