Saltar al contenido

Biblia

El término Biblia viene del latín biblía y del griego βιβλία, y se considera como un conjunto de libros canónicos tanto del judaísmo como del cristianismo.

Cada libro dispone de una canonicidad que varía de acuerdo a la traducción a la que se ha adoptado. De acuerdo a las religiones cristiana y judía no es más que la transmisión de la palabra de Dios. Logrando ser traducida en el 2008 a un total de 2,454 idiomas.

Versículos de la Biblia, Historias bíblicas para niños y AudioBiblia

Etimología

Procede del latín biblía y de la expresión griega τὰ βιβλία τὰ ἅγια que significa libros sagrados, acuñada en el primer libro de Macabeos en donde dice que βιβλία viene del plural de βιβλία y se cree que su nombre nació como diminutivo del nombre en la ciudad de Biblos, un mercado de importancia llena de papiros antiguos.

Sin embargo al conocer que Biblos muy difícilmente podría ser un préstamo del nombre original de la ciudad en fenicio, Gubla, con la posibilidad de que fuese la ciudad que recibiera su nombre griego desde el término que era designada la planta de papiro y no todo lo contrario.

 




 

Expresión empleada por los hebreos helenizados que habitaban en ciudades con idioma griego mucho antes del nacimiento de Jesús de Nazaret, con el fin de referirse al Tanaj o Antiguo Testamento. Años después se utilizó por los cristianos para referirse al conjunto de libros del Antiguo Testamento, además de los evangelios y las cartas apostólicas.

Como título se comenzó a utilizar en latín biblia sacra al no existir en el latín, pero al ser la biblia un culturismo se considero un neutro piral como un femenino singular, la sagrada Biblia, entendiendo que su propio nombre era un conjunto, Por medio del latín se derivó la mayoría de las lenguas que se han traducido en la actualidad.

 

 

Historia

Biblia es la recopilación de textos que eran documentos separados primero escritos en hebreo, arameo y griego en el período dilatado, pero que después fueron reunidos para formar el Tanaj que es el Antiguo Testamento y después el Nuevo Testamento. Estos testamentos conformaban lo que se denominó como Biblia, dichos libros fueron escritos a lo largo de 1,000 años entre el año 900 a.C. y el 100 d.C.

Los textos más antiguos son los que se encuentran en el Libro de los Jueces del canto de Débora, en las fuentes E de la tradición elohísta y J de la tradición Yahvista de la Torá que se llama Pentateuco para los cristianos, los cuales son datadas de la época de los reinos del siglo X al VII a. C. El libro más antiguo es el de Oseas que se encuentra en la misma época. Todo el pueblo judío identifica a la Biblia como el Tanaj para el que carece de sentido y además no es aceptado el Antiguo Testamento al no ser aceptada la validez del Nuevo Testamento.

 




 

El canon de la Biblia fue sancionado por la Iglesia Católica que se encontraba en el dominio de san Damasco I dentro del Sínodo de Roma en el año 392, una versión que fue traducida por al latín por Jerónimo de Estridón. Un canon que consta de 73 libros los cuales son 46 libros constitutivos del Antiguo Testamento, en donde se incluyen 7 libros Deuterocanónicos en donde se encuentra Tobit, Macabeos I, Macabeos II, Judith, Sabiduría, Eclesiástico y Baruc. Han sido impugnados por los protestantes y judíos. Además de 27 del Nuevo Testamento que fueron confirmados por el Concilio de Hipona en el año 393, ratificado por el Concilio III en el año 397 y en el 419 por el IV Concilio de Cartago.

Al momento que reformadores protestantes lo impugnaron el Canon católico se confirmó por medio de la declaración dogmática que se definió por la cuarta sesión del Concilio de Treto el 8 de abril de 1546. Cada una de las definiciones doctrinales del Concilio de Trento no se reconocieron ni asumieron por protestantes, los cuales surgieron en el siglo XVI, que tampoco por denominaciones del protestantismo en el siglo XIX. El canon de las biblias cristianas ortodoxas es más amplio que el canon bíblico católico al incluir el Salmo 51, Oración de Manasés, Libro III de Esdras y Libro III de Macabeos. Adicionales está el Libro IV de Esdras y el Libro IV de Macabeos.

El Antiguo Testamento narra la historia de los hebreos y el Nuevo Testamento relata la vida, muerte y resurrección de Jesús, un mensaje y la historia de los primeros cristianos. El Nuevo Testamento se escribió en lengua griega koiné en donde se cita al Antiguo Testamento con la versión de los Setenta con la traducción del griego en el Antiguo Testamento por Alejandría de Egipto en el siglo III a.C.

Para todos los creyentes la Palabra de Dio es de inspiración divida a pesar que fueron hombres que la realizaron, al ser utilizados por sus facultades como verdaderos autores. Una obra espiritual en donde los creyentes interpretan la forma en la que Dios se tuvo que revelar y de esa forma manifestar la voluntad de salvación por la Humanidad. La Biblia se ha convertido en la principal fuente de fe y de doctrina en Cristo.

Durante el siglo XVI los diferentes movimientos de la Reforma protestante iniciaron a experimentar un desgaste elevado en discusiones filosóficas al separarse unos de otros, para calmar este problema se definió como Sola escritura, que significa que la Biblia se considera como la fuente de la doctrina cristiana. Además para la iglesia católica además de la Biblia, también son fuente de doctrina la tradición, las decisiones emanadas de los Concilios y las enseñanzas de los Padres de la iglesia al ser los discípulos de los apóstoles.

Una divergencia entre cristianos que se intensificó después de 1870 al momento que el papa Pío IX promulgó la constitución Pastor Aeternus del Concilio Vaticano I, en donde reafirma el Primado papal al proclamar la infalibilidad del sumo pontífice en diferentes asuntos de la fe, doctrina cristiana y moral en cuanto al único sucesor de Pedro. Sin embargo los cristianos protestantes rechazan por completo esta aseveración y consideran como una cabeza de la iglesia a Jesucristo.

Para ambas partes es una diferencia que no solo se considera en términos filosóficos o religiosos, sino que también como divinos pasmados y asentados dentro de la misma Biblia. Ahora para los judíos ortodoxos el Nuevo Testamento no tiene validez, por su parte el judaísmo rabínico considera como única fuente doctrinal al Talmud y los caraítas desde el siglo VII defienden el Tanaj como su única fuente de fé.

 





 

información

Antiguo Testamento y Nuevo Testamento

El canon del Antiguo Testamento cristiano se utilizó en la Septuaginta griega con tradiciones y libros originales, además de sus diferentes listas de textos. El cristianismo posteriormente agregó diferentes escritos que se convirtieron en el Nuevo Testamento. En el siglo IV diferentes sínodos se elaboraron en listas de escritos sagrados que se enfocaron en fijar un canon del Antiguo Testamento entre  46 y 54 documentos diferentes y un canon del Nuevo Testamento de 20 a 27, utilizado hasta el día de hoy y definido en el Concilio de Hipona en el año 393.

Jerónimo en el año 400 escribió una edición definitiva de la Biblia en latín en el Canon, debido a que el papa Dámaso insistió al coincidir con diferentes decisiones de los Sínodos que se reunieron con anterioridad. Con relación a la retrospectiva se puede agregar que los diferentes procesos se lograron establecer de forma eficaz en el canon del Nuevo Testamento, a pesar que existen diferentes ejemplos de listas canónicas después. Pero la lista definitiva es de 27 libros que fue legitimada hasta el Concilio de Trento en los años de 1545 a 1963.

En la Reforma protestante diferentes reformadores canónicos dieron a conocer varias listas en donde se encuentra su utilidad en la iglesia de San Pedro de Roma. Aunque no sin debate es una lista de los libros del Nuevo Testamento son la misma, pero en el Antiguo Testamento diferentes textos en la Septuaginta se eliminaron de la mayoría de los cánones protestantes. Por ello en un contexto católico dichos libros se denominaron deuterocanónicos, pero en un contexto protestante se llaman libros apócrifos que se encuentran excluidos del canon bíblico de la Septuaginta.

Por lo que el Antiguo Testamento tiene 39 libros, pero el número varía del número de libros en el Tanaj por el método de la división. Además varía el orden y el nombre que tienen los libros, mientras que los católicos reconocen 46 libros como el Antiguo Testamento canónico. La iglesia ortodoxa etíope acepta al libro de Enoc en el canon del Antiguo Testamento. El término Escrituras hebreas es sinónimo del Antiguo Testamento dispone de las Escrituras hebreas y textos que son adicionales.

Con relación al canon del Nuevo Testamento se encuentran 27 libros para la iglesia católica, en donde la mayoría de las iglesias de la Reforma también se acepta. Para la iglesia Siria solamente son aceptados 22 libros del canon  y para la iglesia católica apostólica ortodoxa existen varios libros que se han convertido en motivo de disputas al estar canonizados dentro de los que se encuentra el primer y segundo libro de Clemente, Libro de la Alianza, Octateuco y otros libros más.

 




 

Estructura

La Biblia es un grupo establecido de escrituras en donde se encuentran el Libro de los Salmos con 150 canciones, mientras que la Epístola de Judas es únicamente media página. Mientras que la Biblia hebrea o Tanaj dispone de tres secciones en donde se encuentran los cinco libros de Moisés, los libros escritos por profetas hebreos y unos libros que no se encuentran en las categorías anteriores que se conocen como hagiógrafa o Las Escrituras.

Por su parte la Biblia judía se escribió en hebreo pero en diferentes partes se escribió en arameo. En la Biblia cristiana se conoce a la Biblia hebrea como Antiguo Testamento para distinguirla del Nuevo Testamento, en donde se conoce la vida de Jesús y su predicación. El Nuevo Testamento se divide en cuatro evangelios la historia que se refiere a los Hechos de los Apóstoles, las cartas a las iglesias cristianas por Pablo y el Apocalipsis.

Se puede agregar que la Biblia cristiana dispone la totalidad del Tanaj junto a varios textos posteriores cristianos, los cuales se conocen como Nuevo Testamento. En el cristianismo no existe un acuerdo completo acerca del número exacto de los libros que se deben disponer al Antiguo Testamento, es decir, acerca de su canon. No fue hasta el siglo XVI cuando se mantuvo en Occidente la traducción latina de San Jerónimo, que se conocía como la Vulgata que dispone del canon y de los escritos de la Septuaginta griega.

Con la Reforma protestante, Martín Lutero inicio los cuestionamientos de la necesidad de mantener los libros apócrifos con el canon judío, así que los agrupó como un apéndice con edificación al final de la traducción a su alemán dentro de la Biblia. A pesar que la Iglesia católica confirmó, el canon de la Biblia de los Setenta y de la Vulgata en el Concilio de Trento de 1545 a 1563 reconoció con más claridad la canonicidad de diferentes escrituras que fueron cuestionadas por Lutero, por lo que desde ese siglo se comenzaron a llamar deuterocanónicos.

Por su parte las iglesias orientales de igual forma reconocieron plena canocicidad a los deuterocanónicos, pero agregaron otros libros que están en los códices antiguos como el Salmo 151, Oración de Manasés, III y IV Esdras, y III y IV Macabeos. La iglesia copta aceptó dentro de su canon el Libro de Enoc y el Libro de los Jubileos. Dentro del Nuevo Testamento se hace referencia a los libros deuterocanónicos como el Libro de Enoc y da a conocer los sucesos de la pasión de Cristo en relación con el cómputo en el Libro de los jubileos. El resto de los libros no cuentan con disputa alguna y se encuentran en el Nuevo Testamento.

Sagradas Escrituras

Cánones bíblicos

Canon significa regla o medida, por lo que se le llama canon bíblico al conjunto de libros que se encuentran integrados en la Biblia de acuerdo a la tradición religiosa concreta, lo que se considera inspirados de forma divida y los diferencia de otros textos que son irrelevantes. Las únicas diferencias dentro de las diferentes ramas del cristianismo se encuentran para el Antiguo Testamento, para la iglesia católica es de 46 libros y para las iglesias protestantes son 39. Relacionado al Nuevo Testamento cada una de ellas dispone de la misma cantidad de libros.

 




 

El primer canon se encuentra en el Pentateuco que se compone por Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio, cada uno de ellos dispone de la Ley de Dios que es conjunto de 613 preceptos del judaísmo. En el judaísmo surge una disputa en relación al canon correcto, esto se debe a que un grupo religioso conocido como los saduceos sostiene que solo se conforma en canon de las Escrituras con el Tora o Pentateuco, mientras que varios grupos incluyen los Nevi´m y los Ketuvim.

Después que se destruyó Jerusalén en el año 70 d.C. el grupo de los fariseos consideró al canon como conformado por la Ley, Profetas y los Escritos. De esa forma a finales del siglo I el judaísmo estableció en Yamnia como el canon de los libros sagrados cumpliendo tres requisitos: una copia del libro en cuestión que fuese escrito antes del año 300 a.C., que la copia estuviera escrita en hebreo o por lo menos en arameo y que dispusiera de un mensaje inspirado o dirigido al pueblo de Dios.

Dentro de los tiempos de Jesús de Nazaret se denomina la segunda opción, por lo que es sostenida y transmitida por varios cristianos hasta los tiempos de la Reforma protestante, con controversia de los libros deuterocanónicos. Una controversia que se origino porque el judaísmo estableció un canon a finales del siglo I, en donde no estaban presentes los textos que se encontraban en griego. Cada uno de estos libros se consideró como deuterocanónicos posteriormente.

Con relación a la versión judía de la Biblia conocida como Tanaj, dispone de un total de 24 libros con varias diferencias con relación a las Biblias cristianas, dentro de las cuales se encuentran:

  • Nombres de varios libros: Éxodo para el original Shemot y Levítico para Vaikrá.
  • Subdivisión en tres secciones.
    • Torá: como la Ley, el Pentateuco.
    • Nevi´im: profetas anteriores como Josué, Jueces, Samuel y Reyes, y profetas posteriores Isaías, Jeremías, Ezequie y profetas menores.
    • Ketuvim: escritos como Salmos, Proverbios, Daniel y los demás libros.
  • Orden de los libros.

En la actualidad los libros que se quedan fuera de los canónicos por los católicos y ortodoxos se denominan libros apócrifos, que suelen ser denominados pseudoepígrafos por los protestantes, que respetan el nombre de Deuterocanónicos que reciben reconocimiento canónico de católicos como de ortodoxos. Sin embargo diferentes corrientes protestantes siguen insistiendo en conservar el nombre de apócrifos para dichos libros. Cabe señalar que los primeros cristianos utilizan la Septuaginta o de los LXX y no la Biblia hebrea, esto al resaltar que fueron judíos de la cultura grieta como Pablo de Tarso, san Sebastián, evangelista san Lucas y evangelista san Marcos.

Las versiones católicas de la Biblia disponen de 73 escritos, pero las versiones protestantes constan de 66 libros. Sin embargo las Biblias de los anabaptistas, anglicanos, luteranos y episcopalianos, dispone de los deuterocanónicos bajo el rubro de apócrifos al considerarse como una lectura edificante, pero no canónica. Por su parte las versiones ortodoxas constan de 76 libros en total. La iglesia copta dispone en su canon del Antiguo Testamento con el Libro de Enoc y Libro de los Jubileos, muy populares en los tiempos de Cristo. La iglesia siria reduce el número del canon al aceptar solo 22 del Nuevo Testamento.

Biblia cristina

Cada una de las Biblias cristianas se encuentran constituidas por escritos hebreos, arameos y griegos, los cuales se han retomado de la Biblia griega denominada Septuaginta, del Tenaj en hebreo-arameo y después reagrupados en el nombre de Antiguo Testamento. Varios grupos cristianos se han debatido acerca de la inclusión y exclusión de varios libros de ambos testamentos, al surgir una serie de conceptos tanto apócrifos como deuterocanónicos.

 




 

La comunidad judía en la actualidad reserva la expresión Biblia cristiana con el fin de identificar los diferentes libros que se han agregado al Tenaj en hebreo-arameo, por el judaísmo tardío helenizante alefandrino y después por el cristianismo y trata de evitar referirse a su Tanaj como los términos de Biblia o Antiguo Testamento. Diferentes denominaciones cristianas han incorporado una serie de libros en el canon de los dos Testamentos.

Antiguo Testamento

El Antiguo Testamento es la serie de textos sagrados israelitas anteriores a Cristo que se acepta por los cristianos como la primera parte de la Biblia cristiana. En términos generales no hay un consenso general de los grupos de cristianos en relación al canon del Antiguo Testamento al corresponder a la Biblia griega, con inclusión de deuterocanónicos, algo que plantean las iglesias ortodoxas y católicas por medio de su historia o del Tanaj hebreo, lo que plantean los  judíos actúales, diferentes protestantes y varios grupos cristianos.

Se numeran en el Antiguo Testamento un total de 39 libros en la versión protestante, 46 en la versión de la iglesia católica y 51 de la iglesia ortodoxa. Pero tanto los nombres, el orden y las particiones de los libros de las Biblias cristianas, por medio de la historia, continúan con la usanza griega y no la hebrea. De la misma forma se encuentra variada en relación al judaísmo en relación a la interpretación y en énfasis. Así mismo los libros propios del texto griego de la Biblia, en relación al canon de la iglesia admiten diferentes libros como el de Enoc y Libro de los Jubileos.

Nuevo Testamento

El Nuevo Testamento es una colección  de un total de 27 libros que representan los cuatro géneros literarios judeocristianos, dentro de los que se encuentran:

  • 4 Evangelios.
  • 1 Libro de los Hechos.
  • 19 epístolas: que se dividen en 6 epístolas católicas o apostólicas, 13 epístolas paulinas y una decimocuarta epístola paulina. Pertenecen al género ensayístico o doctotratadístico, que son tratados doctrinales. La figura protagonista de las epístolas es Jesús de Nazaret, Cristo. Casi todos los cristianos han tomado al Nuevo Testamento como un texto inspirado y sagrado. Pero para la iglesia católica son 27 libros al igual que las iglesias protestantes, algo diferente a la iglesia cristiana ortodoxa al aceptar solo 22 libros al incluir el Primer y segundo libro de Clemente, Libro de la Alianza, el Octateuco y otros.
  • 1 Apocalipsis.

Libros de referencia en la Biblia

En el texto bíblico se mencionan varios libros y epístolas de los que no se cuentan con copias reportadas en la actualidad, al solo conservar fragmentos. De forma general se mencionan como referencias primarias a los escritos en colaboración anterior o como un complemento de lo que se escribió en el contexto mencionado. Con relación al libro de Enoc se observa como apócrifo para la mayoría de las religiones aunque es referencia de le Biblia y no se encuentra con un contenido íntegro.

La lista que te presentamos a continuación es parcial en relación a los libros que no se encuentran disponibles en las ediciones bíblicas. Dentro de los libros se encuentran los siguientes:

  • El libro del convenio o El libro del pacto o El libro de la alianza
  • El libro de las batallas de Yahveh
  • El libro de Jaser (o libro del justo)​
  • Un libro guardado delante de Yahveh​
  • El libro de los hechos de Salomón
  • El libro del vidente Samuel​
  • El libro del profeta Natán1
  • El libro del vidente Gad
  • Profecías de Ahías el silonita, y del vidente Iddo
  • Los libros del profeta Semaías​
  • Las palabras de Jehú
  • Los hechos de Uzías​
  • Los registros de los reyes de Israel o Las actas de los reyes de Israel
  • Las palabras de los videntes
  • Un rollo con la palabra de Yahveh a Jeremías desde los días de Josías
  • Un libro de Jeremías contra de toda la maldad de Babilonia
  • Un libro de memorias
  • Una epístola anterior de Pablo a los corintios
  • Otra epístola de Pablo a los efesios
  • La carta de Pablo a los laodicenses
  • Las profecías de Enoc

Conservación e integridad de la Biblia

Existen varias opiniones divididas en relación a la afirmación de que una gran parte de la Biblia se conservan con cambios importantes hasta el día de hoy, en la actualidad la creencia común en casi la mayor parte de cristiandad supone que la infalibilidad o inerrancia del texto bíblico, debido que la Biblia se encuentra exenta de todo error, siendo perfecta como palabra de Dios. Un concepto muy similar a la doctrina de la sola scriptura, sostenido por católicos, anglicanos, ortodoxos y gran parte de denominaciones protestantes.

 





 

Como nota de Alister E. McGrath los reformadores no observaron conexión en relación al asunto de la inspiración con la absoluta facilidad o una inerrancia verdadera de los diferentes textos, agregando: “el desarrollo de las ideas de la infalibilidad o inerrancia en el protestantismo pueden que sean trazadas a los Estados Unidos a mediados del siglo XIX”.

Cada uno de los defensores de la ideal de que las escrituras de la Biblia son fieles se basan en la cantidad de copias idénticas, que desde tiempos remotos, se han fabricado las mismas. Los copistas hebreos de las Escrituras se conocen como masoretas, quienes copiaron las Escrituras hebreas entre los siglos VI y X, por lo que contaban las letras para evitar cualquier error.

Las personas que no se encuentran de acuerdo con estas afirmaciones apelan a las traducciones en otro idioma, al copiar manuscritos, opiniones divergentes en dogmas o en destrucción deliberada y además sostienen que la Biblia no llega como un volumen completo. Los hallazgos como los manuscritos del Mar Muerto demuestran que sucedió en el siglo I de esta era, a pesar que los textos encontrados y conocidos presentan cambios menores. En los casos de los Evangelios apócrifos se descartaron del canon aceptado en el canon de los concilios ecuménicos, como parte fundamental para mantener la integridad doctrinal.

Los diferentes casos como el del liderazgo del texto del Evangelio de Tomás que se encuentra en los Manuscritos de Nag Hammadi, como otros formados por heréticos, son clara evidencia de un proceso editorial paulatino en épocas pasadas. Existen otros textos relevantes en relación a la Biblia original como los escritos apócrifos encontrados en Egipto y Cisjordania, e incluso en países lejanos en el Sur y Oriente. Cada uno de ellos han puesta una interrogante nueva en relación a estar completo en canon bíblico, al tener la pauta de ser revisado de forma detallada.

Arqueología bíblica

Las diferentes investigaciones arqueológicas en la zona en donde se desarrollaron los hechos narrados dentro de la Biblia cuentan con un resultado agregado a la comprobación de los hechos, los lugares y los personajes que se encuentran citados en los diferentes libros dentro de la Biblia. Hasta incluso se cree que el término de arqueología bíblica se enfoca en denominar la parte arqueológica que estudia cada uno de los lugares indicados en su desarrollo. Existen varios casos en donde los descubrimientos arqueológicos señalan congruencias con los hechos o los personajes bíblicos, encontrando los siguientes:

  • Rey Sargón de Siria, un personaje que aparece en Isaías 20:1 se confirmó hasta que en 1843 se descubrieron ruinas de su palacio. Encontrando escritos que relatan las conquistas de ciudades en Samaria y Asdod.
  • Joaquín, rey de Judá, por el descubrimiento de las tabillas de Babilonia se permitió confirmar la existencia del rey y sus cinco hijos que aparecen en el Segundo libro de los reyes y en el Primer libro de crónicas.
  • Sello de Yehujal, en 2005 la arqueóloga Eilat Mazar descubrió uno de los sellos de arcilla en donde se nombraba Yehujal, uno de los funcionarios judíos que se nombra en el libro de Jeremías.
  • Hallazgos en Nínive, dentro del palacio de Senaquerib existe un bajarrelieve que da a conocer las tropas asirias que llevaban cautivos a los israelitas por la caída de Laquis, relatado en el Segundo libro de los reyes.
  • Cilindro de Ciro, se encontró en Sippar cerca de Bagdad. Narra cómo fue la conquista de Babilonia por Ciro el Grande, observados en Isaías 13:1, 17-19 e Isaías 44:26-53:3 en donde se encuentra la profecía de la destrucción de Babilonia por Ciro. Además se expone la política de Ciro de dejar que los pueblos deportados volvieran a su tierra de origen, como con los israelitas.

De igual forma la arqueología brinda una serie de descubrimientos de gran importancia con relación a la conformación de los textos bíblicos. Cada uno de los descubrimientos del Evangelio de Tomás y del Evangelio de Felipe, forzaron la Hipótesis de Q. Pocos eruditos afirman que el Evangelio de Tomás es más antiguo que los 4 canónicos y que como Mateo y Lucas, tuvo a Q por fuente documental. Los que apoyan la hipótesis de la Fuente Q, cada uno de los evangelios más antiguos serían colección de los dichos de Jesús al no narrar la crucifixión no resurrección, sino su preocupación para mantener el registro de cada una de las enseñanzas del Maestro.

Crítica bíblica

Crítica bíblica se trata del estudio e investigación de los escritos bíblicos que se enfoca en discernir juicios acerca de los escritos. Con una vista de los textos bíblicos con un origen humano mucho más que sobrenatural, con pregunta de cuándo y dónde es que se origina cada uno de los textos. Cómo, por quién, por qué, para quién y las circunstancias que se produjo, además de las influencias que existen dentro de su producción, las fuentes que se utilizan en su composición y el mensaje que se pretende ser transmitido.

Ésta varía de acuerdo a su focalización en el Antiguo Testamento, cartas del Nuevo testamento o los Evangelios canónicos y además juega un importante papel en la búsqueda de Jesús histórico. Además  alude al texto físico en donde se incluye el significado de cada una de las palaras y el modo que se utilizan cada una de ellas, su historia, integridad y preservación. A decir verdad la crítica biblia es una disciplina que abarca materias como arqueología, antropología, lingüística, folclore, tradiciones orales evangélicas y estudios religiosos.

Biblia y los distintos idiomas

Cada uno de los libros fueron escritos de forma inicial en varias lenguas, denominadas lenguas bíblicas. En diferentes épocas se tradujeron cada una de ellas a otras y posterior a las demás. Dentro de los idiomas en que se encuentran las biblias se encuentran las siguientes.

Biblia hebrea

Biblia hebrea o hebraica es un término genérico que se refiere a los libros de la Biblia escritos de forma original en hebreo y arameo. Se ajusta al concepto judío Tanaj y al cristianismo del Antiguo Testamento, pero no incluyen las partes deuterocanónicas del Antiguo Testamento y el Anagignoskomena ortodoxo.

El término Biblia hebrea no implica ningún género de denominación, numeración u ordenamiento que es variable. Dentro del estudio erudito el día de hoy es común referirse a las tres ediciones de la obra denominada Biblia hebrea que se editó por Rudolf Kittel, un contexto frecuente en la abreviatura BH o BHK.  Las primeras dos ediciones aparecieron entre 1906 y 1913 con diferencia leve entre ambas, la segunda edición se imprimió varias veces y se reprodujo el texto hebreo en la tercera edición al ser reemplazada por la Biblia Hebraica Stuttgartensia.

Biblia griega

Comúnmente a la Biblia griega se le llama Biblia Septuaginta o Biblia de los Setenta y de forma general se abrevia LXX, al ser una traducción en griego koiné de los textos hebreos y arameos más antiguos que más tarde fueron asentadas del texto hebreo-arameo del Tanaj o Biblia hebrea. Al representar una síntesis en donde se subraya el monoteísmo judío e israelita, como también el carácter universalista de su ética.

La Biblia Septuaginta fue un texto que se utilizó por las comunidades judías en todo el mundo antiguo, mucho más allá de Judea y después por la iglesia cristiana primitiva, tanto de habla como de cultura griega. A decir verdad la partición, clasificación, el orden y los nombres de los libros del Antiguo Testamento en las Biblias cristianas no vienen del Tanaj o Biblia hebrea (cristianas ortodoxas en Oriente, protestantes y carólicas en Occidente), sino que de los códices judíos y cristianos de la Septuaginta.

 




 

Biblia latina

Las versiones latinas de la Biblia o Biblia latina son aquellas traducciones que se encuentran de la Biblia al latín. Encontrando las siguientes:

  • Itala Antigua o Vetus Latina: proviene de la Septuaginta o Versión de los Setenta para la mayor parte de los libros del Antiguo Testamento y de los originales griegos para los libros del Nuevo Testamento. Se encontró en uso durante el Imperio Romano de Occidente desde el siglo II hasta el siglo V. No fue una traducción directa del hebreo.
  • Vulgata: a finales del siglo IV el Papa Dámaso I le encargó a San Jerónimo que realizara una versión latina utilizando la versión Itala antigua. Una versión que se ciñe a los textos hebreos, que se impuso en el siglo VII de forma definitiva. El término Vulgata hace referencia a Vulgara editio.
  • Beza: en la Reforma protestante, Theodore Beza realizó una versión latina del Antiguo Testamento, el Nuevo Testamento y los Evangelios apócrifos. Por la escasa demanda de biblias latinas en los protestantes, su traducción no alcanzó una gran difusión, por lo que su texto y sus notas exegéticas influenciaron la Biblia de Ginebra.
  • Neovulgata: es la misma versión Vulgata a la que incorporaron avances y descubrimientos de acuerdo a los lugares. La última versión se aprobó por el papado de esta Biblia en 1979, en donde se encuentra una versión de referencia para otras lenguas.

Traducciones de la Biblia

Las diferentes traducciones de la Biblia son numerosas al presentarse en 450 lenguas de forma completa y 2,000 de forma parcial, por ello la Biblia se convierte en el libro más traducido de la historia. Varias de las cuales han sido trascendentales para el buen desarrollo de las lenguas y de las culturas como se dieron.

Las primeras traducciones dieron inicio en el amplio período en donde los libros se redactaron, es decir, el texto masorético en hebreo, los tárgum en arameo y traducción al griego como Biblia de los Setenta, realizando los textos originales que componen la Biblia hebrea del Judaísmo. Cada uno de los textos del Nuevo Testamento se escribieron de forma directa en el griego, una versión utilizada en gran parte de la cristiandad oriental, además de las traducciones de la Biblia a las lenguas eslavas y otras en varios ámbitos lingüísticos antiguos como: Diatessaron de Taciano en siríaco, traducciones etíopes, coptas y el Codex Argentues del godo Ulfilas en el siglo VI.

A pesar que existen anteriores traducciones denominadas Vetus Latina, la traducción de San Jerónimo al latín fue muy dominante en la cristiandad occidental que llegó hasta la reforma protestante y siguió en el catolicismo hasta la Edad Contemporánea. La crítica filosófica del humanismo todo el tiempo buscaba la obtención de las diferentes traducciones depuradas, como: la Biblia políglota complutense que se impulsó por el cardenal Cisneros de 1514 a 1522, después por Beza en 1565 a 1604, Biblia regia o Políglota de Amberes de Arias Montano de 1668 a 1572.

En la Edad de Oro del islam entre los siglos VII al XII existieron traducciones de la Biblia al árabe, en el Próximo Oriente y en la España musulmana. Pero a finales de la Edad media aparecieron traducciones totales o parciales de la Biblia a las diferentes lenguas vulgares romances y germánicas. Dichas primeras traducciones de la Biblia al castellano se conocen como prealfonsinas, pertenecen a la Biblia Alfonsina y se incorporó en la General estoria de Alfonso X el Sabio. Durante la misma época se produjo la primera traducción de la Biblia al portugués conocida como la Biblia de don Dinis y la primera traducción de la Biblia al catalán denominada Biblia de Montjeich.

La Biblia Valenciana de Conifacio Ferrer fue uno de los primeros libros impresos en España en el año 1478, pero años antes, en 1471 apareció la primera Biblia impresa en italiano por traducción de Nicoló Malermi. Lo más sobresaliente de las traducciones de la Biblia en alemán fue el resultado de Martín Lutero en 1521 y 1534. En relación a las traducciones de la Biblia  al inglés está la Tyndale en 1525 a 1536 y la King James de 1611. La Reina Valera fue la más utilizada por los protestantes españoles de 1565 a 1602.

En 1571 Joanes Leizarraga tradujo el Nuevo Testamento al euskera. Además varios de los misioneros católicos españoles durante el siglo XVI tradujeron la Biblia a las lenguas americanas, como lo es Bernardino de Sahagún que lo realizó de forma parcial en lengua náhuatl, pero en 1575 la forma de evangelización que tenía fue prohibida por la inquisición.

  • Bible Historiale, en francés, ca. 1350.
  • Biblia eslava de Francysk Skaryna, 1517.
  • Biblia políglota complutense, 1522.
  • Biblia Tyndalle, 1526.
  • Biblia de Lutero, 1541.
  • Biblia del Oso, de Casiodoro de Reina, 1569.
  • Biblia del cántaro, de Cipriano de Valera, 1602.
  • King James (Biblia del rey Jacobo), 1611.
  • Traducción parcial de la Biblia al chino del jesuita portugués Emmanuel Díaz, 1636.
  • Biblia en chino clásico, 1853.
  • Salmo 90 traducido al griego de la Septuaginta en uno de los papiros de Oxirrinco (ca. 450).
  • Codex Glazier, en copto, siglo IV o V.
  • Cánones eusebianos del Evangeliario Rabbula, en siríaco, siglo VI.
  • Codex Marchalianus, en griego, siglo VI.
  • Codex Argenteus, en lengua gótica, siglo VI.
  • Pentateuco de Tours, en griego, siglo VII.
  • Codex Amiatinus de la Vulgata, siglo VIII.
  • Traducción al árabe del Diatessaron siríaco, siglo XI.

Estadísticas

  • Número de palabras de la Biblia varía de acuerdo a la versión y el idioma, están entre 773,692 y 783,137.
  • Biblia ortodoxa dispone de 1,347 capítulos, la Biblia católica 1,329 y la protestante 1189,260, de los cuales constan el Nuevo Testamento.
  • Libro que aparece como último en la Biblia es Apocalipsis de Juan, pero el último escrito fue el Evangelio de Juan.
  • Capítulo más corto de la Biblia es Salmo 117 al tener solo 2 versículos y el más largo es Salmo 119 con 176 versículos.
  • Libro más corto de la Biblia es la Segunda epístola de Juan con 13 versículos, después la Tercera epístola de Juan con 15 versículos, el Libro de Abdías con 21 versículos y Epístola de Judas con 25 versículos.
  • Los versículos más versículos más cortos de la biblia son: No matarás, No robarás y Jesús lloró. El versículo más largo es: Entonces fueron llamados los escribanos del rey en el mes tercero, que es Siván, a los veintitrés días de ese mes; y se escribió conforme a todo lo que mandó Mardoqueo, a los judíos, a los sátrapas, a los capitanes y a los príncipes de las provincias, desde la India hasta Etiopía, a las ciento veintisiete provincias; a cada provincia según su escritura, y a cada pueblo conforme a su lengua, y también a los judíos según su escritura y su lengua.
  • La Biblia hasta el día de hoy es el libro más vendido de todos los tiempos y además el más traducido.
  • Desde el 2005 China es el país con la mayor cantidad de productores de la Biblia.
Biblia
5 (100%) 1 vote